Confort y protección frente al frío. Así son las cortinas ideales para el invierno

Confort y protección frente al frío. Así son las cortinas ideales para el invierno

08/11/2021 | En Textiles, Decoración Textil, Deco Cortinas, Cortinas, Cortinas Salón, Cortinas Modernas

¿Se puede adaptar la decoración a cada época del año? Sí, y tiene muchas ventajas, como ya pudimos ver cuando hablábamos de darle una vuelta a la decoración de cara a los calores veraniegos. Además de disfrutar de un cambio decorativo y de ambiente que siempre anima mucho, cambiar los textiles del hogar cuando llega el frío puede ayudar a mantener buena temperatura en la casa.

El aspecto más importante en este caso es el del tipo de tejido que puedes colocar en habitaciones y salones. El truco es escoger textiles menos livianos y frescos de los que podemos usar, por ejemplo, en verano. Telas más contundentes como el terciopelo proporcionan calidez, mientras que el algodón o el lino, por hablar de algunas fibras naturales, son más aptas para dar un ambiente más fresco. Hay que aprovechar, además, que las últimas tendencias traen terciopelos en una amplia gama de colores.

Lo más habitual es cambiar los nórdicos, coberturas de las camas o las mantas, así como las alfombras, pero las cortinas también pueden ayudar a mantener una buena temperatura en la casa. Tiene, además, mucha lógica al tratarse del primer impedimento que se encuentra el frío al intentar entrar por las ventanas en el hogar. Si sustituyes las cortinas durante los meses de invierno por otras con un tejido más eficaz frente a las bajas temperaturas puedes disponer de una temperatura agradable de manera ecológica porque reduces el uso de la calefacción.

Los tejidos con un mayor grosor protegen del frío en todo tipo de habitaciones. Ejemplos de este tipo de telas los tenemos en los jacquard o terciopelos. Es difícil encontrar un tejido que evite mejor las corrientes de aire y las miradas indiscretas y que, además, sea tan elegante y vistoso como el terciopelo. Un tipo de tela ideal que combina funcionalidad y estilo para esta época de frío.

En muchas ocasiones no es necesario cambiar todos los tejidos de las ventanas, sino simplemente añadir elementos. Se pueden acompañar a los visillos habituales unas caídas laterales en tejidos más gruesos para ayudar a proteger del frío. Esta combinación, además de estéticamente impresionante, da un toque absolutamente diferente al salón o habitación. El doble cortinado, con cortinas de diferente grosor, dan aspecto de profundidad y se superponen. La más cercana a la ventana, más ligera, se combina con la exterior para mejorar el aislamiento de la casa.

Y ya, en clave estética, es el momento ideal para dar una vuelta a la decoración de la casa, introduciendo algunas novedades que aportan confort. Apuesta por los colores de la temporada, tonos que nos encontramos en la naturaleza en esta época, como marrones, verdes, mostazas, rojizos o amarillos suaves, y distribuye velas para proporcionar un ambiente más íntimo y acogedor. De cara a Navidad, también hay algunos trucos de decoración que pueden hacer de tu casa el mejor sitio donde estar

 

Si quieres estar al día en las últimas tendencias de decoración textil para el hogar, echa un vistazo al post en el que te contamos los secretos de todo lo que se llevará en 2022 y en el que, seguro, encontrarás nuevas ideas y mucha inspiración para tu hogar.

¡Hasta la próxima!