Cortinas: el elemento ideal para separar ambientes fácilmente en el hogar

Cortinas: el elemento ideal para separar ambientes fácilmente en el hogar

Las cortinas y los visillos tienen un uso lógico y muy obvio que es el que en primer lugar pensamos todos: facilitar la intimidad de la habitación, cocina o salón donde están instaladas y controlar la entrada de la luz en la estancia. Pero no es el único. Los tejidos de cortinas pueden utilizarse con muchos y variados fines. Al ser elementos flexibles, fáciles de desplazar, instalar y cambiar, podemos aprovechar su utilidad para diversas funciones. Veamos al detalle una de ellas: la cortina como separador de ambientes.

Se trata de un enfoque que se está convirtiendo en una tendencia absoluta en estos últimos años. El hecho de que cada vez se construyan más casas y pisos con espacios abiertos convierten a los tejidos de cortinas en elementos indispensables para distinguir distintas áreas en casa y proporcionar intimidad y resguardo cuando se precisa.

Las cortinas más adecuadas para separar ambiente son las que tienen tejidos más contundentes, pesados y opacos, de modo que puedan servir también para tamizar la luz o dar oscuridad cuando quieras.

Beneficios de usar las cortinas como separador de ambientes

¿Qué ventajas tiene el uso de cortinas para distribuir habitaciones? La gran ventaja que tienen este tipo de 'separadores' es su versatilidad y la comodidad en cuanto a su uso. Las cortinas permiten aislar zonas de la vivienda sin compartimentar de manera definitiva las habitaciones. Se puede elegir, en cada ocasión, cómo se separan las estancias: poco, nada, totalmente. Las circunstancias de cada día y los gustos personales son los que mandan en esta ocasión. Cuando se quiere disfrutar de un ambiente despejado, se recogen en los laterales sin esfuerzo y ¡listo!

Dado que las cortinas disponen de una inmensa variedad en cuanto a opacidad, texturas o colores, hay millones de opciones entre las que elegir para encontrar el enfoque perfecto. Se puede, incluso, ir variando con las estaciones entre diferentes tejidos o colocar distintos estampados o colores cuando se quiera cambiar de aires. 

Colocar cortinas para separar habitaciones permite, además, proteger del frío aislando mejor cada una de las estancias. Otro de los beneficios de las cortinas separando habitaciones es que oscurecen la habitación cuando se necesita y dejan pasar la luz cuando se quiere. Y no solo eso, hacen efecto de barrera frente al eco que puede darse en muchas ocasiones en los ambientes más despejados de la casa. 

Otros usos de las cortinas lejos de las ventanas

Otra de las grandes opciones de las cortinas es la de convertirse en las 'puertas' del armario del dormitorio o de la alacena en el comedor. Son flexibles, no estorban y protegen las baldas interiores, además de ocultar el interior cuando no se quiere mostrar. 

Vestir las ventanas, separar ambientes y hacer de puerta en los armarios no son las únicas utilidades que tienen las cortinas actualmente. Aunque en España es poco habitual, en otros lugares las cortinas se usan en algunas ocasiones para decorar paredes en las que no hay ventanas, por ejemplo, para dar un toque textil más cálido y confortable a la estancia. 

Junto a ese peculiar uso, las cortinas se usan para dar un toque romántico al dormitorio en las actuales camas 'con dosel' y se usan, muy frecuentemente, para cubrir las puertas de cristal que dan a terrazas. Hemos visto, sumado a todo esto, en los últimos años el uso de cortinas como cabecero de la cama, un enfoque diferenciador que desde luego atrae las miradas de quien entra a la habiración.

Así es el toque diferente y práctico de las cortinas en las viviendas más actuales lejos de las ventanas... ¡nos encanta!

Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias (técnicas, son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto) y de terceros (para mejorar nuestra página, personalizarla en base a tus preferencias o poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales) que prestan servicios para nuestra página web.

Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas haciendo clic en el botón "Configuración de cookies". Más información en nuestra Política de Cookies.

Modificar cookies

Acerca de tu privacidad

Para leer todas las cuestiones necesarias y tener el control sobre ellas en base a tus decisiones personales accede a la página de Política de cookies.

Gestionar las preferencias de consentimiento

Estas cookies son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar. Son las que por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad, por eso, están activadas por defecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Estas cookies nos permiten estudiar la navegación de los usuarios en nuestra página web y poder evaluar el rendimiento para mejorar añadiendo nuevas funcionalidades.
Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados. Activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones).