La decoración optimista de los colores pastel

La decoración optimista de los colores pastel

Disfrutar de una decoración alegre no implica necesariamente colores vivos, enérgicos y fuertes o decoración festiva. Un ambiente optimista se consigue en muchas ocasiones con tonos pastel y colores dulces que, además de aportar ánimo, confieren un aspecto elegante y sofisticado a cada una de las estancias.

Las tonalidades en colores pastel están siempre de moda, especialmente en algunos estilos decorativos como el romántico o el shabby chic, pero últimamente mucho más. Las personas necesitan un aspecto suave y confortable en su hogar tras todo lo que se está viviendo con la pandemia, y estos colores son ideales para eso. Con las buenas temperaturas que llegan ahora, mucho más.

Por un lado, aportan luminosidad y por otro, un toque decorativo inconfundible sin agobiar o cansar, que es algo fundamental. Son tonos que, además, favorecen una imagen más amplia de las habitaciones, por lo que si tienes un dormitorio o un salón pequeño, ésta es siempre una buena opción de decoración. Frescura, calma, suavidad... ambientes para relajarse y disfrutar con optimismo.

¿Cómo decorar con tonos pastel?

La clave de la decoración con colores suaves y en tonalidades pastel está en saber combinarlos con la decoración de cada habitación. Si utilizas tonos pastel con el blanco en paredes o muebles, se potenciará la luminosidad en la estancia.

Para dar un toque más activo o rompedor, simplemente hay que colocar elementos del mismo color, pero en tono intenso haciendo un conjunto irresistible. Esto dará una visión espectacular a la habitación gracias a una misma gama de colores, pero con diferentes intensidades. Es la mejor manera de ofrecer un toque más llamativo para potenciar el punto focal en la parte de la habitación que más te interese destacar.

¿Dónde utilizar los tonos pastel?

Lo ideal a la hora de plantearte la decoración de un salón o una habitación en colores pastel es usarlos en los textiles, como cortinas, visillos, fundas de cojines o ropa de cama. Es una forma rápida y nada costosa de modificar la estancia sin hacer grandes inversiones ni obras, pero dando el aspecto elgante, alegre y animoso que buscas.

En ocasiones se opta por dar el color pastel a las paredes, pero es una elección que termina obligando a disponer de unos colores en los muebles y textiles muy determinados para cerrar la decoración de la habitación. Los tejidos en tonos pastel interfieren menos en el resultado global de la decoración, de ahí que se opte en mayor medida por ellos para modificar el tono de la estancia en lugar de cambiar el color de las paredes.

El dormitorio, por ejemplo, es el espacio perfecto para este tipo de decoración. Lo ideal es que el tono elegido predomine en la habitación, que sea un enfoque centrado en el color para potenciar el ambiente suave y alegre. También encajan bien los brillos, los patrones y los estampados geométricos que dan una señal de dinamismo a la habitación, dejando atrás el sentimiento plano en el que algunas estancias se quedan. Si quieres combinar varios tonos, elige los de una gama cromática cercana: fríos con fríos, cálidos con cálidos. Remata con muebles blancos, por ejemplo, y ya lo tendrías todo listo.

Cuando ya tenemos los textiles en los tonos pastel elegidos, vamos a dar un paso más, hacia los muebles. La mejor combinación en este tipo de decoración se inclina hacia formas redondeadas, suaves y curvas, lo que en los últimos años se ha dado en llamar 'estética soft'. 

Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias (técnicas, son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto) y de terceros (para mejorar nuestra página, personalizarla en base a tus preferencias o poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales) que prestan servicios para nuestra página web.

Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas haciendo clic en el botón "Configuración de cookies". Más información en nuestra Política de Cookies.

Modificar cookies

Acerca de tu privacidad

Para leer todas las cuestiones necesarias y tener el control sobre ellas en base a tus decisiones personales accede a la página de Política de cookies.

Gestionar las preferencias de consentimiento

Estas cookies son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar. Son las que por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad, por eso, están activadas por defecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Estas cookies nos permiten estudiar la navegación de los usuarios en nuestra página web y poder evaluar el rendimiento para mejorar añadiendo nuevas funcionalidades.
Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados. Activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones).